miércoles, 20 de enero de 2016

EGIPTO A TODO MOGOLLÓN























Mauro nos ha traído dos dibujos chulísimos de pirámides y esfinges que ha hecho en su casa. ¡Me encantan!
También un plano del metro de París que encontró en casa, aunque nadie de su familia ha viajado allí.





Martín ha traído dos libros geniales sobre el mundo:
- Pupiatlas, que cogió de la biblioteca municipal. Nos hemos pasado un buen rato leyendo sobre los países, viendo fotos, leyendo curiosidades que venían...

- Atlas ilustrado con solapas, que le regalaron los Reyes Magos, jolin, cuánto saben los Reyes!

También ha traído dos catálogos de viajes de Europa y África que hemos ojeado y que nos será muy útil.







La máscara de Tutankamon que ayer pintamos de dorado ya está seca, así que hoy le damos brillo con tempera "glitter" (vamos, purpurina).

Se extiende también con pincel y queda muuuuuuy brillante! ¡Qué chulis!




Después nos ponemos por grupos para terminar de pintar los murales de jeroglíficos que dibujamos ayer, ellos y yo. Elijen si quieren ponerse en el grupo de pintar con ceras blanditas o pinceles.
Los egipcios no pintaban colores "arcoíris" si nos fijamos en los papiros y las fotos de los libros, usaban color oro, rojo, verde, marrón, ... asi que tenemos que pintar mas o menos parecido.

Así que se han puesto a trabajar de forma cooperativa, por grupos y muy concentrados.


Ha habido algún pequeño conflicto: se enfadaban entre ellos cuando otro niño pintaba "saliéndose", se tenían que poner de acuerdo de qué colores usar, unos se borraban a otros los dibujos, alguno mojó el pincel en otro color y mezcló, en fin, pequeños problemillas que surgen cuando 17 niños hacen algo a la vez, pero a los que se deben acostumbrar para aprender a trabajar en equipo.

Tienen que aprender a ceder, a respetar el trabajo de los demás, a preguntar y a repartir el trabajo, ¡casi nada! eso nos cuesta también a los adultos...




Nos está quedando muy bonito y se sienten muy contentos del resultado.
Aún queda un poco más de trabajo, pero lo haremos a ratitos, ¡los egipcios tardaron cientos de años!

1 comentario:

  1. Eso digo yo, menuda velocidad que lleváis. En dos días ya habéis hecho de todo, y muy chulo

    ResponderEliminar